Preciosos sonajeros hechos de tela de fular, totalmente artesanales y perfectos para bebés a partir de los 6 meses. Suaves, blanditos y amorosos se convertirán en amigos inseparables.