Juegos de Mesa

Los juegos de mesa aseguran momentos divertidos en la familia y proporcionan futuros recuerdos felices, solo por esto ya es fantástico que formen parte de la rutina familiar. Además, está comprobado que ayudan a desarrollar un montón de habilidades intelectuales, emocionales y sociales. Este efecto no se da solo sobre los niños, los adultos también podemos beneficiarnos de ello.

Está demostrado que tanto para los papás como para los niños, jugar es forma estupenda de mejorar las relaciones, la autoestima y la inteligencia general, pero sobre todo la inteligencia emocional: ser pacientes, gestionar las emociones, resolver problemas con autonomía, respetar y acompañar a los demás jugadores en la gestión de sus propias emociones, etc.

Mostrando 1–12 de 44 resultados