FULAR TEJIDO

Uno de los portabebés con más posibilidades y de los que mejor se adapta a las diferentes etapas de nuestro bebé.

Con el fular tejido podemos portear desde el primer día hasta el final de nuestra etapa de porteo.

Requiere de aprendizaje para saber colocarlo correctamente, pero es cuestión de práctica y mucho más fácil de lo que puede parecer.

Existen diferentes composiciones en cuanto a tejidos (algodón, lino, seda…) y formas de tejerse (sarga cruzada, sarga diamante,jaquard).

Por norma están elaborados con fibras naturales teñidas con tintes no tóxicos según la normativa OEKO-TEX.

Son elásticos en diagonal para adaptarse al cuerpo del bebé y del porteador, pero firmes en sentido horizontal y vertical, de modo que al anudar el fular se mantiene en su posición sin ceder.

Existen diferentes tallas (que suelen oscilar entre los 3m y los 6m), para poder elegir la nuestra debemos tener en cuenta nuestra estructura corporal y los nudos que queramos hacer con nuestro fular.

FULAR ELÁSTICO

El fular elástico te permite portear desde el primer día, es ideal para bebés recién nacidos y durante los primeros meses, aunque no se recomiendan para bebés prematuros o con hipotonía/bajo peso.

Es perfecto también si empiezas a portear, porque contienen un porcentaje de elastano en su composición y permiten realizar nudos muy sencillos pre-anudados.

Los fulares elásticos miden un mínimo de 5 metros por unos 70cm de ancho, son talla única y nos permiten realizar los nudos que queramos independientemente de la talla del porteador.

No se recomienda su uso en épocas estivales o zonas calurosas ya que el elastano hace que no sean tan transpirables como un fular tejido y pueden ser demasiado agobiantes para el bebé y el porteador.